recreativo




recreativo  

Carta a sus padres de un niño que juega Futbolito




¡Por favor papá, dejame ser ¡

Autor desconocido, adaptada a futbolito por Guido Alvarado Ulloa


Querido papá, no sabes cuánto trabajo me ha costado, escribirte estas líneas. Pero después del último juego creo que he llegado al límite.
Me preocupa mucho que la derrota no la sentí como mía y hace quince días, la victoria tampoco. Creo que esto se debe a que yo, no soy yo en la cancha. Soy el instrumento que ejecuta los actos y movimientos que tú y otros señores quieren que haga.
No se por qué están en "LAS BANDAS", e incluso junto "AL MARCO", apenas me llega la pelota y caen sobre mí un caudal de gritos como: pásala, tirala, cuidado, tápale, ponte atrás, patea el balón, etc, etc.
Y lo que a continuación de esos gritos hago es todo naturalmente mal, en todas y cada una de las jugadas.
Te pido papá que me dejes jugar "mis partidos" que tu ya jugaste los tuyos, si no lo hiciste yo no tengo la culpa de tu falta de oportunidad.



Imagen de niños

No quiero ser el reflejo de tus frustraciones

Autor desconocido, adaptada a futbolito por Guido Alvarado Ulloa


El otro día veíamos el "fut" por la tele, te enojaste porque un profesional se hizo expulsar por reclamar al árbitro: lo llamaste "bandido". Y sinembargo, tu reclamas, al igual que otros señores, todas las desiciones de nuestros árbitros, e inclusive he oído hasta insultarlos.
Tan confundido estoy, que ahora reclamo y no se si es parte del juego o no. Me angustia saber que puedo salir expulsado por repetir el vicio que veo en los mayores, incluyendo a los de primera división, pero sobre todo a tí.
Por último papá ¿No habrá manera de que antes del juego me indiques de buena forma que debo hacer y al final el encuentro me señales los errores cometidos para tratar de corregirlos?.
Se que sabes mucho de fútbol ¡Podrías regalarme algo de tu tiempo y enseñarme tus secretos fuera de los juegos del campeonato!, todo es para que al momento de jugar me sienta responsable de mis victorias y que me importen mis derrotas.
No me quites creatividad, te aseguro que soy capaz de resolver los problemas que mis contrarios me plantean.
De ninguna manera quiero que esta carta te aleje de mí. Te quiero en la tribuna oyendo de ti y de mamá "Vamos", "Adelante", "Mi hijo ra-ra" y terminando quiero compartir mis victorias, quiero consuelo en las derrotas.
Solamente dejame ser tu hijo y vivir las experiencias que son las que junto a tus consejos me harán crecer.




Acompañenme en los partidos

Autor desconocido, adaptada a futbolito por Guido Alvarado Ulloa


Queridos papi y mami, como ustedes saben ya empezó el Campeonato de Futbolito y me siento muy contento porque me han seleccionado, y así, ya formo parte de un equipo.
Hay un grupo de personas que se esfuerzan porque nosostros los niños y jóvenes nos sintamos contentos practicando este sano y lindo deporte. Ahí nos enseñan a trabajar para obtener lo más justo y no sólo técnicas del juego, sino también de nuestro desarrollo como personas.
Entre todos los compañeros del equipo existe gran camaradería, a veces ganamos y a veces perdemos, pero siempre procuramos hacer y dar todo lo mejor de nuestro esfuerzo.
¡Solamente falta algo!, ustedes.
En los juegos a veces siento envidia cuando veo a los padres de mis compañeros y no a ustedes, y cuando a mis amiguitos sus papás les aplauden y les gritan palabras de estímulo y ustedes no están, vieran que triste es no tenerlos ahí.
En verdad que triste me siento cuando cometo un error y todos me abuchean y ustedes no están para consolarme, para apoyarme, para estimularme, sí para cuando hago una buena jugada que tristeza y lástima me da, ya que no puedo buscarlos con la mirada para que se sientan orgullosos de mí, si de su hijo.
Yo se que trabajan mucho, con lo cual se esfuerzan para lograr darme todas esas cosas, pero ante todas esas cosas, quisiera que estén conmigo para que así gocen de mis verdaderos triunfos y compartan conmigo mis derrotas.
Sería hermoso que cuando mi equipo ganara, me abrazaran, me felicitaran y si perdemos ese juego ustedes fueran quienes me consolaran y me estimularan a seguir adelante con una esperanza más en la búsqueda del logro de vencer en la vida.
Un día muy pronto creceré y entonces me convertiré en adulto, y ya para entonces no tendrán la oportunidad de compartir mis triunfos y fracasos de niño y adolescente.
Pero hoy les pido que me acompañen a mi próximo juego, porque juntos ahí con la ayuda de Dios y el apoyo de ustedes, entonces tendré más fuerza, más ganas de vencer y así triunfaremos todos en el Futbolito y en el juego de la vida.



Para Revista Deportiva Liberiana
Francisco Cruz J.




Ir a la Página anterior



Logo de Ciclo Taller Frank