logo





Eres el Visitante



recreativo




recreativo  



Historia del Beisbol en el cantón de Liberia, Guanacaste


El profesor Carlos Gavarrete, más conocido como el Teacher, nos hace una reseña histórica del beisbol de nuestro cantón


El profesor Carlos Gavarrete muy amablemente se ha ofrecido a hacernos una recopilación de hechos históricos de la disciplina del beisbol de nuestro cantón, por ahora nos hace la primera entrega. Si alguno de nuestros lectores tiene fotografías que sean parte de esta reseña histórica les agradecemos nos las hagan llegar para ilustrar mejor este excelente trabajo que nos regala el teacher.


(Primera entrega)


Corría el año de 1958 cuando a estos lares ya había llegado el señor José Cid Baltodano, procedente de Rivas, Nicaragua, como tantos Habitantes de Guanacaste que fueron arrastrados a nuestro país añorando un mejor futuro para sus familias. Como se sabe y para nadie es un gran secreto que aquí Liberia fue poblado al inicio por habitantes procedentes de Rivas y de toda la nación del norte y con ello traían su cultura y uno de sus deportes favoritos que les dejó la ocupación estadounidense desde el año 1912, fue este deporte rey como lo es el Beisbol. Aquí prácticamente a Costa Rica el beisbol también fue traído por emigrantes nicaragüenses.

Pues bien nos informa don "Pepe" Cid que en el año 1958 aparecieron unos amigos allá por la plaza Rodríguez después de comentarse que ellos querían tener algún equipo de beisbol en Liberia y empezaron a practicarlo. Según parece aquí en Liberia había personas influyentes que también eran seguidores de este deporte y por eso formaron dos equipos. Estos eran el "Estrada Rivas", patrocinado por don Rafael Estrada (q.e.p.d. y otro equipo patrocinado por don Clemente Cuadra. Estos equipos, según cuenta don "Pepe" Cid, conseguían las bolas por parte de un amigo que tenía en la Federación de Beisbol en San José al igual que las "manoplas", o guantes y también bates aunque algunos se hicieron rústicamente. También se consiguieron los petos (protección para el cátcher o receptor).

Pronto a la plaza Rodríguez se fueron acercando vecinos que les empezó a gustar este deporte y luego fueron jugadores. Entre ellos, para citar algunos , los del equipo "Estrada Rivas :Justiniano Zamora, (que vive en barrrio Los Angeles), el "Gato" Palacios que vive en Barrio Moracia, otro que le decían "Popo bar", Ulderico Viales, "Kirikiri", Juán José Pérez (un camionero), Julio Guido(platero), Alfonso Salazar, José León Camacho, Roberto Araúz(pitcher),Ramón Zúniga, Otro pitcher que le decían "la bruja" (vive en La Arena), Roger Centeno, conocido como "Lapo", muy conocido en barrio los cerros. También estaba Rodolfo y Alejandro Downing.

Nos decía don Pepe Cid que los uniformes los confeccionó don Elpidio Bellido, hijo de doña Rosa Bellido. Se jugaba en ese entonces contra equipos de la ciudad de Cañas y otros que venían de Peñas Blancas. Una vez vino el equipo de la aviación nicaragüense y esa vez se le ganó lanzando un pitcher de apellido Cano, proveniente de Chinandega que por esos días residía en Liberia. A la plaza Rodríguez acudían vecinos a ver cómo se jugaba eso. Algunos al primer encuentro con esa pelota trataban de patearla, y ya se sabe que esos tipos de bola no son para eso,, uyuyuy, sí que dolor. Entre esos vecinos que luego jugaron, estaban: Franco Mainieri, Victor (vitico) Hernández(q.e.p.d). Ya desde que se empezó con este deporte se contó con un"backstop"(malla para amortiguar las bolas que se iban de "faul", detrás del bateador.

Nos cuenta don Justiniano Zamora que se jugó en ese entonces en tierras nicaragüenses, ya que fueron una vez al Estadio Somoza en Managua,. También fueron a Matagalpa, a San juan Del Sur, Nandayme, y aquí en Guanacaste con equipos del ingenio El viejo, y equipos en Santa Cecilia de La Cruz. Dice don Justiniano que por ese tiempo se jugó en la plaza Rodríguez hasta por el año 1965 cuándo el "toño nica" que tenía los guantes se tuvo que regresar para Nicaragua, ya que le atribuían un accidente de una radiopatrulla en "llanogrande", cerca de Guardia, al frente de donde hoy está el aeropuerto . En esta primera etapa de este deporte nunca hubo campeonatos, solo hubo temporadas en que se jugaba, o se iba a otros pueblos.

(Segunda entrega)


Desde  los años antes de 1965 se sabía que había ya un problema con respecto al campo de juego del deporte del beisbol, y es que este terreno estaba para jugar el futbol. Recordemos que se jugaba en la plaza Rodríguez y a  veces no se podía jugar ese día porque había algún partido de futbol en esta primera cancha o en la segunda, ya que se sabe si un batazo se iba muy lejos podía golpear a alguna persona entonces a veces había que ir a entrenarse a la plaza de San Roque o la plaza de los Angeles.

 

Algunos días se iba a jugar o entrenar por donde está la plaza de toros Camilo Reyes. Como los que iban a jugar no se decidían, había que poner entrenadores y uno de estos personajes a los que casi no se les recuerda es a don José Mora, conocido como “morita”, que vivió a 100 metros al noroeste  de donde se ubica ahora la feria del agricultor. El después de su trabajo en el M.O.P.T iba a dar la práctica de beisbol, lo que se llamaba “fongueo·”.

Por esos días venían algunos que decían.” Vean, yo los voy a entrenar, así que háganme caso. Los días de entrenamiento son los martes, jueves y viernes, porque el domingo vamos a jugar a Cañas o al Ingenio Taboga. Eso sí, el entrenamiento empieza a las 4 y media. Entre esos entrenadores estaban:uno que le decían Zamorán, otro lo fue un negrito de Limón que le decían Richard, otro fue Toño Fuertes, Ricardo Centeno(“el renco”). Para las bolas hay que recoger plata, así que traigan dos colones cada vez que se entrena.

No había uniformes, ni “spaiks”(zapatos para jugar beisbol).. Algunos que venían de Nicaragua si traían esos zapatos de pinchos,  aptos para la práctica del beisbol. A la hora del partido, ya cuando se iban a dar las reglas del terrero, le decían a alguien si sabía de reglas del beisbol, y lo ponían a “juesiar” o “amapayar”. Se llevaba una lista del “roster de bateo, y a alguno le decían :”usted va a ser el lidof”(o sea el primer bate), así que batee. Esas eran las indicaciones.

A veces se daban las señas para jugar, pero casi nadie las seguía, ya que se olvidaban con tanto movimientos de manos. El asunto de los partidos era que se jugaba por amor y claro, a veces no había buenas decisiones de los jueces y empezaban discusiones y hasta pleitos. No había anotador oficial, solamente el juez o cada equipo sabia cuántas carreras habían anotado cada equipo.

Este segundo período abarcó más o menos del año 1965 a 1981 cuándo ya vinieron unos amigos que les gustaba este deporte, como lo fueron unos amigos de Upala. Se incorporaron otros amigos liberianos como Enrique García, don Manuel Carrillo. Ya por el año 1979 se dieron indicios de hacer un campeonato en Guanacaste, a los cuáles se incorporarían: La cruz, Filadelfia, Ingenio el Viejo, Ingenio Taboga, Hacienda La Cueva, pero solo fueron intentos porque solo se dieron algunos partidos porque luego se daban cuenta que no había jueces, ni anotadores para esos juegos.



Para Revista Deportiva Liberiana
Francisco Cruz J.




Ir a la Página anterior





Logo de Ciclo Taller Frank